Ese paso de ver algo que está lejos a inmediatamente enfocar algo que está cerca, ¿te resulta a veces una tortura? Piensa cuán seguido te ocurre: tu hijo o tu nieto esté en una de sus faenas de hiperactividad y tienes que poner tus anteojos en la punta de tu nariz cuando estás leyendo para poder echarle un ojo mientras tanto. Es ese movimiento que termina por ser agotador sin importar la edad. Como cuando necesitas acercarte a ver con mayor precisión el teclado de tu computador con y luego mirar a la pantalla. Hacerlo por horas puede terminar por ser insoportable.

Este tipo de inconvenientes ha llevado a muchos a cargar dos pares de gafas, a usar lentes bifocales (esos de la línea en la mitad del lente) que algunos consideran pasados de moda o fuera de tono en ciertos ámbitos laborales. En situaciones más particulares, algunos terminan por modificar las opciones visuales de sus computadores, acercarse demasiado a la pantalla o aumentar la luz en ciertas ocasiones para poder hacer tareas que requieren precisión, como un manicure o un dibujo. En fin, les toca complicarse un poco la vida. Si vamos manejando, la cosa se puede poner hasta peligrosa. Algunos creen, y con cierta razón, que el ademán de agachar la cara para ver mejor de cerca se ve extraño y en ocasiones proyecta una imagen poco profesional o anticuada. Es un asunto que tiene que ver también con la buena apariencia y a veces hasta con status social… Es decir, el querer ver bien pero también verse bien.

Es más, algunas personas incluso se quejan de dolores de cabeza, cansancio ocular y hasta mareos cuando tienen que enfocar con sus gafas bifocales. Ese tipo de inconvenientes están pasando a la historia gracias a los lentes progresivos, que básicamente te ayudan a enfocar ya sea que estés viendo de lejos o de cerca. Están destinados a proporcionarte un cambio de enfoque paulatino y descansado.

Por eso, GMO te presenta dos opciones de lentes progresivos para escoger entre una amplia gama de estilos y monturas: se trata de los lentes progresivos ‘Max’ y ‘Advanced’, cuyo principal beneficio radica incorporar varios campos visuales sin que hayan saltos de imagen, como sucede con los lentes bifocales. En cualquiera de los casos es importante que cuentes con una asesoría en nuestras ópticas antes de comprar tus gafas con lentes progresivos. Contamos con toda la tecnología necesaria para hallar los lentes apropiados para tus ojos y ayudarte a ver bien, verte bien y por lo tanto sentirte bien.

Lo mejor es que registrando tu correo electrónico aquí, obtendrás un descuento del 20% que se aplica al momento de pagar tus nuevos anteojos progresivos una vez hagas presencia en nuestras ópticas. Visítanos en alguno de los más de 80 puntos que encuentras en las principales ciudades del país.

Obtén 20% de descuento en tus lentes:

¡Regístrate ahora!